La plataforma educativa Blackboard Learn como interfaz educativa en el Nivel Superior

Mtra. Laura Patricia Garza Rodríguez

Tutor investigador – Universidad CNCI

laura_garza@cncivirtual.mx

Dra. Alicia Celina Leal Cantú

Tutor investigador – Universidad CNCI

celina_leal@cncivirtual.mx

El uso de plataformas para e-learning, como Blackboard Learn, hace necesario que los docentes o tutores realicen modificaciones en el proceso de enseñanza, además de desarrollar nuevas habilidades tecnológicas. Por lo anterior, es importante realizar un análisis para identificar los nuevos roles de los principales actores en el proceso de enseñanza-aprendizaje, sus posibilidades técnicas y pedagógicas, las ventajas y limitantes.


Con la aparición de las nuevas tecnologías de la información y comunicación (TIC), además de nuevas herramientas digitales, se requiere, por parte del docente-guía, rediseñar el proceso de enseñanza, es decir, realizar una clase innovadora en donde se deje a un lado el enfoque educativo tradicionalista; y se aplique un enfoque constructivista y por competencias, que promueva el aprendizaje autónomo y colaborativo. Este enfoque debe considerar la parte humanista, que el alumno, además de aprender los valores, utilice de manera responsable las TIC y la información que se encuentre disponible en el internet, que desarrolle su capacidad crítica, reflexiva, analítica, y aprenda a expresarse y a respetar la diversidad de las opiniones de los demás. Las plataformas educativas representan una herramienta de apoyo para que el docente genere estos ambientes que promuevan los aprendizajes. Sobre esto, en el presente texto nos enfocaremos en la Plataforma Blackboard Learn.

En este sentido, es necesario un cambio de paradigma educativo, en donde el docente, al considerar los nuevos entornos de aprendizaje, integre estrategias didácticas innovadoras y creativas que representen para los estudiantes una manera motivante de aprender, nos referimos a los entornos virtuales de enseñanza-aprendizaje (EVE/A). Las plataformas educativas pueden ser uno de estos recursos y ser de utilidad, tanto para docentes como para estudiantes.

Son muchos los retos ante un mundo globalizado y en constante cambio, en donde la aparición de las nuevas tecnologías, repercuten directamente en el ámbito de organización de la educación, de las habilidades y capacidades de los egresados, pues el mercado laboral cada vez cuenta con más exigencias y nuevos problemas que resolver.

Como lo menciona Fernández (2007):

(…) la educación superior es un bien de carácter estratégico para las naciones, en tanto es el vínculo indisoluble entre la generación de capital humano altamente capacitado y la promoción y difusión de conocimientos que favorecen la conformación de sociedades más justas y economías más competitivas. (p. 184).

“Los métodos de enseñanza deben desarrollarse de manera innovadora y utilizar las herramientas digitales que motiven y despierten el interés del alumnado por la clase”.

Ante este progreso tecnológico es necesario que las instituciones educativas brinden a su estudiantado, además de una formación integral, procesos de enseñanza en los que se promueva la búsqueda y el procesamiento de la información para la resolución asertiva de problemas que la sociedad actual demanda. Con el vasto flujo de información que contiene internet, la generación de los conocimientos del alumnado se da de una manera muy vertiginosa, razón por la cual los métodos de enseñanza deben desarrollarse de manera innovadora y utilizar las herramientas digitales que motiven y despierten el interés del alumnado por la clase.

Esto lo refiere Inciarte (2004) al decir que “son tres los factores fuertemente ligados al desarrollo de la sociedad contemporánea: la revolución causada por las tecnologías de la información, la globalización y el conocimiento científico y tecnológico”.

Además de estos conocimientos, es importante, como parte del proceso enseñanza-aprendizaje, dar impulso al enfoque educativo con formación humanista, mediante el cual se contribuye al desarrollo de las facultades y al potencial de los individuos, en diferentes aspectos: cognitivo, físico, social y afectivo.

Considerando los diversos métodos de enseñanza actuales, educar bajo un enfoque por competencias conlleva a realizar un cambio de paradigma en los procesos de enseñanza-aprendizaje, definiendo objetivos, las relaciones entre los diferentes actores que intervienen en el proceso, el currículo y los valores para el uso consciente y responsable de las TIC. Esto fortalece los conocimientos, habilidades, actitudes y valores que permiten al estudiantado “aprender a aprender”, lo cual les proporciona las herramientas para buscar y continuar aprendiendo a lo largo de la vida. Como mencionan Bautista, Martínez e Hiracheta (2014) “la educación debe replantear sus objetivos, sus metas, sus pedagogías y sus didácticas si quiere cumplir con la misión del siglo XXI” (p. 187).

Por ello, se requieren nuevas prácticas educativas, creación de nuevos ambientes de aprendizaje desarrollados bajo sistemas pedagógicos innovadores, métodos de enseñanza en donde el estudiante, a través de la generación de conocimiento, logre su máximo potencial de aprendizaje, para adquirir nuevos saberes que le ayuden a enfrentar los retos de la vida diaria. Es importante desarrollar estrategias en donde se consideren los pilares de la educación del siglo XXI: “aprender a aprender”, “aprender a conocer”, “aprender a ser”, “aprender a convivir” y “aprender a hacer”, lo cual facilitará su tránsito hacia el mercado laboral y en su vida.

Tal como lo menciona Chiappe (2016), un curso, al ser un ambiente de aprendizaje, está compuesto por elementos que se complementan “personas (estudiante, profesor), tiene contenidos (el saber a aprender), tiene procesos de evaluación y reglamentación, tiene espacios de interacción, herramientas de comunicación, tiene una estrategia de enseñanza que se manifiesta a través de un conjunto de actividades de aprendizaje y tiene, en el marco de los procesos de integración educativa de las TIC, algunas herramientas tecnológicas de soporte y mediación del aprendizaje. Los MOOC en tanto cursos, tienen todos estos componentes” (p. 18).

El profesorado del siglo XXI se enfrenta a un mundo en constante movimiento y desarrollo, donde se requiere que su práctica docente consista en construir, transmitir y socializar el conocimiento, y por otro lado que el alumnado adquiera los conocimientos, habilidades, capacidades y destrezas contempladas en el perfil de egreso.

Como lo refiere Duquesne (2007) al mencionar que “los entornos de aprendizaje virtuales son una nueva forma organizativa de la enseñanza que permite al profesor, de una manera pedagógica, gestionar y diseñar contenidos, además posibilita diseñar actividades y evaluaciones que propicien retroalimentación y comprobación de los objetivos propuestos y todo sobre las bases de las TIC, sea mediante foros, weblogs, los wikis o los ejercicios interactivos, que flexibilizan el proceso de enseñanza-aprendizaje para el estudiante y permiten que este se sienta como el actor central del proceso”.

“Es necesario fortalecer el perfil de egreso del nivel superior para que cubra las necesidades que necesita el mercado laboral”.

En el presente siglo se requiere, no solo que el profesorado se actualice en el uso de las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación, sino que además se lleve a cabo un verdadero cambio de paradigma en el aula, es decir, que se actualicen los métodos de enseñanza y se recurra a medios educativos innovadores, que despierten y favorezcan en el alumnado el desarrollo de nuevos conocimientos y de las habilidades digitales que demanda el mundo globalizado. De esta forma, es necesario fortalecer el perfil de egreso del nivel superior para que cubra las necesidades que necesita el mercado laboral.

Hoy día, los métodos de enseñanza se enfocan a que el estudiante desarrolle la habilidad de búsqueda de información, la organice, interprete y comparta con la finalidad de resolver problemas o desarrollar productos de aprendizaje, para ello se requiere que quien ejerce el papel docente realice el proceso de planificación y gestión de la enseñanza, bajo un tipo de educación con enfoque no presencial. El alumnado deberá desarrollar la habilidad de gestionar su propio aprendizaje, para llegar a la metacognición.

Es necesario la generación de nuevas propuestas pedagógicas, en ambientes de aprendizaje basados en las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, promoviendo entornos de aprendizaje virtuales, mediante los cuales se impulse la innovación educativa y se fortalezca el aprendizaje del estudiantado, a través del desarrollo de las habilidades digitales y bajo un enfoque por descubrimiento o por investigación.

Por lo tanto, los docentes en el aula se enfrentan a grandes retos, deberán innovar sus métodos de enseñanza, y considerar los cuatro pilares de la educación del hombre del siglo XXI, con la finalidad de preparar egresados que se puedan desarrollar de manera competente en el mundo laboral.

Un entorno virtual de aprendizaje (EVA), también conocido como entorno virtual de enseñanza/aprendizaje (EVE/A) es una aplicación informática diseñada para facilitar la comunicación pedagógica entre los participantes en un proceso educativo, sea completamente a distancia, presencial, o de una naturaleza mixta en la que se combinen ambas modalidades en diversas proporciones.

Dentro de un entorno virtual de aprendizaje se combinan diferentes elementos que optimizan el proceso enseñanza-aprendizaje, entre los que se encuentran:

– La comunicación entre el emisor y receptor, la cual puede ser de manera sincrónica (donde el emisor y receptor se comunican en tiempo real) o asincrónica (donde el emisor y receptor se comunican en diferentes momentos).

– Los materiales de aprendizaje con los que el estudiante interactúa como parte de su proceso de construcción de conocimientos. Estos son elaborados con el

propósito de apoyar, guiar y/u orientar el proceso de aprendizaje y pueden ser textos, imágenes, audios, videos, etcétera. Se pueden usar para realizar debates, foros, wikis sobre aspectos del programa de la asignatura, para integrar contenidos relevantes y favorecer el aprendizaje colaborativo.

– La gestión de personas participantes donde se encuentran involucrados tanto docentes como alumnos dentro del proceso didáctico que va desde la planificación, implementación, desarrollo, hasta la evaluación.

Los EVA exigen cambio de roles, tanto del docente como del estudiante. En la educación en general y en la educación superior en particular, la tendencia tradicional es considerar al profesor como el poseedor del conocimiento y la única fuente de información, y a los alumnos como sujetos pasivos y solamente capaces de recibir el conocimiento. Esta perspectiva tan tradicional tendría que considerar papeles muy diferentes a estos.

Cabe mencionar que el hecho de que una institución de educación superior adopte un EVA, no garantiza la innovación ni la mejora de la calidad educativa, ya que como menciona Bosco (2004) la creación de entornos escolares, que fomenten el desarrollo de sujetos con capacidad e interés por las tecnologías de la información a lo largo de su crecimiento en las diferentes áreas de su ser, es lo que se debe considerar como el desafío de la tecnología de la información.

En la actualidad, existe un gran número de plataformas (tanto comerciales como privativas) para la creación de entornos virtuales de enseñanza-aprendizaje con diferentes características, las cuales se adaptan según las necesidades de la institución educativa.

En la investigación realizada por Vidal (2004) sobre el uso y la evaluación de la plataforma Blackboard, se mencionan las posibilidades técnicas y pedagógicas más importantes de esta plataforma, por lo tanto, se puede concluir:

Posibilidades técnicas y pedagógicas de la plataforma Blackboard

Posibilidades técnicasPosibilidades pedagógicas
De enseñanzaDe aprendizaje
Posee una interfaz amigable para el usuario, el cual no requiere de una capacitación previa.Se adapta a las necesidades del presente siglo.Se adapta al contexto, necesidades, intereses y tiempo del estudiante.
Facilita la comunicación e interacción asincrónica.Requiere la capacidad de aprender a aprender y gestión de la información.Permite diferentes ritmos de aprendizaje, siendo el alumno el responsable de este proceso.
Favorece el compartir y recibir información.Favorece la planeación de los cursos ya que se pueden programar con anticipación y asignar fecha de apertura y cierre de cada una de las secciones.Permite el trabajo colaborativo.
Cuenta con una interfaz gráfica, lo cual permite la inclusión de multimedia.Permite el trabajo docente interdisciplinario.Cuenta con acceso a la información, recursos de aprendizaje, elementos multimedia, ejercicios, prácticas, tutoriales, recursos de apoyo, entre otros.
El acceso puede ser desde cualquier dispositivo móvil con conexión a Internet.Proporciona secciones de seguimiento puntual a la trayectoria académica de los estudiantes a través de la evaluación continua.Propicia la interacción docente-estudiante, estudiante-estudiante, estudiante-contenido.
Requiere tener usuario y contraseña para ingresar a la plataforma, lo que brinda seguridad a los usuarios.Promueve la gestión y administración de los alumnos (accesos, procesos de control escolar, creación de grupos, etc.)Brinda información para dar seguimiento puntual a sus evaluaciones.
Asigna diferentes roles dentro de la plataforma con diferentes permisos según su perfil.Favorece la comunicación sincrónica y asincrónica.Fomenta la retroalimentación.
Fuente: Elaboración propia.

Referencias

Bautista, M., Martínez, A. e Hiracheta, R. (2014). El uso del material didáctico y las tecnologías de información y comunicación. Ciencia y tecnología. Revista de la Facultad de Ingeniería Mecánica y Eléctrica de la Universidad Autónoma de Nuevo León, (14), 183-194. https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=5762665

Bosco, A. (2004). Sobre los nuevos entornos virtuales de enseñanza y aprendizaje. Quaderns Digitalis, (35). Monográfico: Educación a distancia. http://www.quadernsdigitals.net/datos/hemeroteca/r_1/nr_558/a_7900/7900.pdf

Chiappe, N. (2016). Tendencias sobre contenidos educativos digitales en América Latina. Editorial IIPE-UNESCO. https://www.researchgate.net/publication/305721264_Tendencias_sobre_Contenidos_Educativos_Digitales_en_America_Latina

Duquesne, M. (2007).  Herramientas para la producción de materiales didácticos para las modalidades de enseñanza semipresencial y a distancia. Revista Cubana de Información en Ciencias de la Salud, (2). http://scielo.sld.cu/pdf/aci/v16n2/aci08807.pdf

Fernández, E. (mayo de 2017). Una mirada a los desafíos de la educación superior en México. Innovación educativa. Publicación cuatrimestral del Instituto Politécnico Nacional (74), 183-207. http://www.scielo.org.mx/pdf/ie/v17n74/1665-2673-ie-17-74-00183.pdf

Inciarte, E. (2004). Tecnologías de la información y la comunicación. Un eje transversal para el logro de aprendizajes significativos.  REICE. Revista electrónica iberoamericana sobre calidad, eficacia y cambio en educación, (1), pp. 1-15. https://www.redalyc.org/pdf/551/55120114.pdf

Vidal, M. (julio de 2004). Uso y evaluación de la plataforma de enseñanza-aprendizaje virtual <<Blacboard>> U. Pixcel-Bit. Revista de Medios y Educación, (24), pp. 89-100. https://www.redalyc.org/pdf/368/36802407.pdf

¿Quieres referenciar este artículo? 

Leal. A., y Garza, L. (5 de mayo de 2021). La plataforma educativa Blackboard Learn como interfaz educativa en el nivel superior. Sociedad e Industria CNCI. http://universidadvirtualcnci.mx/la-plataforma-educativa-blackboard-learn-como-interfaz-educativa-en-el-nivel-superior/

Deja una respuesta